Andújar posee una gran riqueza gastronómica con influencias de diferentes culturas y civilizaciones que se asentaron en esta localidad a lo largo de la historia. Al igual que en el resto de la provincia jienense, sus tapas más típicas no se podrían entender sin el aceite de oliva, ingrediente imprescindible donde los haya en una cocina cuyos platos se elaboran de manera artesanal con carne de caza y hortalizas de la huerta bañada por el Río Guadalquivir.

Estas son las tapas más típicas y suculentas de Andújar, las cuales puedes probar si te acercas a cualquiera de los bares de nuestra Plaza de Abastos.

 

Carne de monte en adobo

Foto de Cocinando con Catman

Plato estrella de la cocina iliturgitana. Para su elaboración hay que cortar un kg de carne de venado en dados y se sazona, después la colocamos en un recipiente con tapadera. Seguidamente se majan en un mortero los ajos, el perejil y la pimienta en grano, se agrega una cucharadita de pimentón, dos vasos de vino tinto, medio vaso AOVE y la copa de coñac. Se remueve todo y se vierte en el recipiente donde está la carne. Se le agregan el laurel y el tomillo, se remueve todo bien y tapado se deja reposar tres días en frío.

 

Andrajos

Foto de Jaén Desde Mi Atalaya

Caracterizado por su exquisito sabor pese a la simpleza de sus ingredientes. Se toma sobre todo en invierno y consiste en unas finas tortas de harina fritas que se añaden a un sofrito elaborado con tomate picado, laurel, pimentón, cebolla picada, una cabeza de ajo, patatas cortadas a rodajes, hierbabuena fresca y carne de conejo o liebre.

 

Revuelto de espárragos trigueros

Foto de Cookpad

Elaborado con espárragos trigueros de la huerta de Andújar. Se añaden troceados a una sartén con AOVE. Una vez frito, se aparta el aceite y se añaden cuatro huevos batidos y sazonados con sal hasta que quede cuajado y jugoso. Se recomienda añadir gambas peladas o virutas de jamón a la mezcla.

 

Caracoles a la taza

Foto de Croketypot

Tapa muy demandada cuando llega la primavera, normalmente acompañada de una cerveza o un tinto de verano bien fresquito. Se suele preparar bares especializados en este producto o en casas particulares, fruto de la herencia de las cocinas maternas.

 

Reclutas Jaeneras

Foto de Cocinando Entre Olivos

Consiste en un picatoste o pan frito en aceite de oliva virgen (aunque aconsejamos que sea virgen extra), acompañado de unas rodajas de tomate y unas anchoas. Podéis encontrarlos como bocadillo o sólo con una rebanada de pan.

Deja una Respuesta